EsDiari.com

El Govern pretende crear guarderías de 1ª y de 2ª

El Partido Popular de Menorca rechaza el decreto del Govern Balear que pretende regular las condiciones mínimas de funcionamiento de las guarderías, creando una doble red de centros de atención a la primera infancia, la educativa, a través de la conselleria d’Educació, y la asistencial, a través de la conselleria de Benestar Social.

El Partido Popular critica que el Govern pretenda crear escuelas de primera y de segunda en función de la renta de las familias, cuando en Menorca el modelo implantado de ‘escoletes’ es un referente y debería seguir siendo así.

La educación infantil constituye una etapa educativa con identidad propia, que alcanza desde el nacimiento hasta los seis años. Esta etapa es de carácter voluntario, y se ordena en dos ciclos. El primero comprende hasta los tres años y el segundo hasta los seis.

La educación infantil es fundamental para el despliegue físico, afectivo, social e intelectual de los niños, por eso es muy importante condicionar la evolución de los niños en las futuras etapas.

Corresponde a la administración educativa determinar los contenidos educativos del primer ciclo, regular los requisitos que tienen que cumplir los centros, las ratios, y las instalaciones.

La Ley establece la obligación de las administraciones públicas de incrementar las plazas en el primer ciclo, y su necesaria coordinación, con la posibilidad de establecer convenios con corporaciones locales, otras administraciones y entidades privadas sin ánimo de lucro.

En las Islas Baleares hay muchos ayuntamientos que han hecho inversiones importantes para dotar los municipios de sus correspondientes ‘escoletes’, aportando fondos públicos para su sostenimiento.

Las familias, por su parte, hacen un importante esfuerzo económico al asumir la parte más importante del gasto. Hay que recordar que una plaza de ‘escoleta’ de primer ciclo tiene un coste para las familias, que varía entre 150 a 300€/mes en función del municipio, que no todas las familias pueden asumir.

Tal como han denunciado los representantes de las escuelas infantiles de Menorca, este decreto pretende regular una red de guarderías asistenciales para “guardar a los niños que no pueden pagar el coste de las ‘escoletes’ o que no tienen plaza”, un hecho que el Partido Popular considera preocupante.

En ese sentido, el Grupo Parlamentario Popular presentará una enmienda a los Presupuestos de 2018 de la Comunidad Autónoma para instar al Govern Balear a aumentar la partida destinada a ayudar a las familias de Baleares a asumir los gastos de las ‘escoletes’.

Recortes del Govern en las ‘escoletes’

Cabe recordar que el Partido Popular presentó una proposición no de ley el pasado mes de abril en comisión de Educación del Parlament en la que pedía una deducción del 25% del importe, hasta un límite del 15%, de la cuota íntegra autonómica de los gastos derivados de las cuotas y servicios de la educación infantil de primer ciclo, adoptar medidas para incluir la educación infantil en la convocatoria de becas de comedor, un incremento de la dotación de personal de apoyo a niños con necesidades especiales, entre otras medidas. Més, PSOE y Podemos votaron en contra.

De acuerdo tanto con la Constitución como con el artículo 36 del Estatut d’Autonomia, la enseñanza es competencia de la comunidad autónoma, su despliegue, las diferentes modalidades y especialidades, y por lo tanto, la educación infantil de primer ciclo es competencia del Govern Balear. Además, de acuerdo con el Estatut, todas las personas, y en este caso todos los niños de 0 a 3 años, tienen derecho a una educación de calidad, y la administración tiene que garantizar este derecho.

Las ayudas económicas del Govern Balear suponen una aportación a las ‘escoletes’ públicas equivalente al 7% del coste, asumiendo los ayuntamientos y el Consell Insular entorno al 40%, por lo que el resto del coste es a cargo de los padres.

El primer ciclo de educación infantil es el único que no recibe ayudas para comedor, a pesar de las quejas manifestadas por los padres y el sector educativo en los cursos 2015/2016, 2016/2017 y 2017/2018.

En el mes de mayo de 2016 el Govern estableció los criterios para dotar de recursos humanos “a los centros públicos de educación infantil, primaria, secundaria bachillerato y F.P.”, es decir, asignar profesores y personal de ayuda a los centros públicos educativos, sin hacer ninguna mención a las ‘escoletes’, que son centros educativos y, en la mayoría de casos de Menorca, públicos.

En el mes de noviembre de 2016 desde el Equipo de Atención Temprana de Menorca se presentó un escrito a la conselleria en el cual se explicaba la escasa dotación de apoyo a los niños de las escoletes con necesidades educativas especiales, al contar con sólo 5 personas, cuando según los criterios establecidos por el propio Govern, deberían ser casi 15 profesionales. Esta falta de medios supone un importante perjuicio por ejemplo para niños con problemas de habla, lo cual condicionará, si no se corrige de forma temprana, toda su educación. Desde el Govern no se ha tomado ninguna medida en ese sentido.

Es más, el Partido Popular pidió a la conselleria d’Educació que adoptara las medidas necesarias para que en el curso 2017-2018 se incrementara la dotación del personal de apoyo para niños con necesidades especiales del Equipo de Atención Temprana, acercándose a los criterios establecidos en el segundo ciclo, pero los grupos que apoyan al Govern votaron en contra.

Además, se ha recortado un 15% la dotación al Equipo de Atención Temprana. La dotación por cada profesor Al /AL y PT se queda reducida a 32 euros mensuales.